martes, 2 de mayo de 2017

Issues

La comunidad gay limeña se divide en dos para mi, un 50% que tiene issues y no logran superar a su ex y el otro 50% que no gusta de mi.

En cada intento fallido de esta historia ridícula de amor me he topado solo con esos dos tipos de chico. Que alguien no guste de ti puede pasar y no es el fin del mundo, pero los que tienen el issue de "no supero a mi ex" son caso aparte, pueden matarse de una vez o irse en un cohete a marte?

Ese 50% que vive en su pasado es por naturaleza negador, en un acto de egoísmo le dicen a la otra persona que ya fue y no se acuerdan de su ex, aunque aún lloran todas las noches viendo su foto o el peluche de Rosatel que les regaló. Luego de emocionar y gilearse a medio Lima en uno y otro intento fallido de olvidar a su anterior "machacante" le terminan diciendo a su actual "saliente" la frase fulminante "aún lo extraño".

-Espera, KHÉ? Si tu me dijiste que ya fue, que estaba muerto y enterrado, que sus regalos se los había llevado el basurero y sus fotos las usaste de papel higienico!

-Sí, pero me di cuenta que lo extraño, ayer nos revolcamos de nuevo y lo amo aunque él ya esté con otro.

Más o menos así es una de las tantas conversaciones que he tenido al "finalizar" con un ex-dependiente. Repitan esta historia unas 10, o quizás 20 veces más, casi sin exagerar. Estoy HARTO de esos chicos, no pueden pagarse un fucking terapeuta en lugar de c*gar al resto? Cada vez que alguien me cuenta que tiene problemas con su ex mi imagen mental sostiene un bate de béisbol esperando para golpearlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario