miércoles, 13 de abril de 2016

Siento

"Llegará el momento en que necesites compartir tu vida con alguien". Puede ser muy obvia la frase o quizás no para algunos, pero ese momento había llegado. Esa frase que me dijo un amigo hace poco hizo eco en mi cabeza y resuena hasta ahora.

Llega el tiempo en que al final del día te gustaría compartirlo y comentarlo con alguien, quizás a media tarde escaparte para verlo unos cuantos minutos, como una pequeña dosis de medicina a esa enfermedad llamada amor. Querer pasar un fin de semana a su lado sin mayor pretensión que estar juntos, así sea sentados en un parque o abrazados y durmiendo hasta el amanecer.