domingo, 26 de julio de 2015

Lluvia y Sol

Era una tormenta muy fuerte, la cual llevaba días, quizás meses sin parar. Omar sentía mucha tristeza al no poder ver el sol durante un buen tiempo, incluso sentía que se ahogaba, así fue como una tarde de Enero, tras correr para refugiarse de la lluvia incesante y no mojarse, abrió una puerta y tras ella vio a quién lo marcaría por los siguientes meses.

Tras la puerta de ese salón estaba Noel, él fue lo primero que Omar miró. Noel tenía la apariencia de un señorito inglés, y desde ese instante, la lluvia paró y la tristeza de Omar empezó a desaparecer día con día, cuando Noel compartía tiempo con Omar.