martes, 15 de octubre de 2013

Cabricienta

Había una vez una cabrita que soñaba con encontrar el amor de su vida, encontrar a ese príncipe azul que viniera en su carroza y la lleve a su castillo para vivir un mágico romance. Los años pasaron y la cabrita fue creciendo y creciendo, junto a sus otras hermanas cabras, las cuales durante ese tiempo ya habían encontrado a sus príncipes.

La cabrita menor se preguntaba porqué su príncipe no aparecía, se llenaba de rabia y frustración al ver a sus hermanas tirar salvajemente besarse con dulzura con sus novios. Será que nuestra cabrita se convertiría en una solterona? ¡No way!



La cabrita se bañaba con litros de detergente y shampoo, pero aún así olía a desesperación, la paciencia se agotaba ya que todas en el reino habían encontrado a su príncipe azul menos ella. ¿Será fea? ¿Será poca cosa? ¿Estará muy peluda?