lunes, 12 de noviembre de 2012

El Clóset Mágico


En algún lugar de Lima vivía Victor Andrés Negadolly, sí, se apellidaba Negadolly, sonaba como una mezcla entre NEGADOR y oveja Dolly, además de que por coincidencia, su cabello era como el de una inocente ovejita. Negadolly era un joven aparentemente “normal”, aunque con cierto complejo de eterno púber, pero ningún gusto fuera de lo extravagante, tenía los típicos amigos “machos” que vienen cada semana a buscarte para tomar, iba a la universidad como cualquier muchacho de 21 años, además de proyectar seguridad y siempre repetir la frase “Sé tú mismo, no importan los demás” Negadolly no practicaba lo que pregonaba, ya que él tenía una doble vida.