lunes, 12 de noviembre de 2012

El Clóset Mágico


En algún lugar de Lima vivía Victor Andrés Negadolly, sí, se apellidaba Negadolly, sonaba como una mezcla entre NEGADOR y oveja Dolly, además de que por coincidencia, su cabello era como el de una inocente ovejita. Negadolly era un joven aparentemente “normal”, aunque con cierto complejo de eterno púber, pero ningún gusto fuera de lo extravagante, tenía los típicos amigos “machos” que vienen cada semana a buscarte para tomar, iba a la universidad como cualquier muchacho de 21 años, además de proyectar seguridad y siempre repetir la frase “Sé tú mismo, no importan los demás” Negadolly no practicaba lo que pregonaba, ya que él tenía una doble vida.



Una vida en paralelo que siempre trató de guardar en el clóset mágico que un día había comprado de casualidad en una venta de garaje. En su clóset mágico, Negadolly guardaba todo lo que él realmente era y quería negar, eso que tanto le avergonzaba admitir que era y que no quería comentárselo a casi nadie por temor al rechazo, sólo lo sabía una amiga.



Un día, ordenando su clóset mágico, apareció un mapa, un mapa que lo llevó a un sub-mundo que se encontraba tras su clóset mágico, un sub-mundo en el cual habían más “chicos como él”. Negadolly se volvió adicto a visitar este sub-mundo cada vez que tenía un tiempo libre, abría la puerta de su clóset mágico y se transportaba hacía el sub-mundo con mucha música y lleno de hombres guapos.

Negadolly podía ser él mismo, y no dudó en rápidamente dar rienda suelta a sus bajas pasiones, levantándose a cuanto “chico como él” conocía, largas y grupales noches de pasión habían llenado sus fines de semana, y con el paso de los meses, Negadolly dejaba la puerta abierta de su clóset mágico,  para ver si algún otro “chico como él” quería visitarlo en su cuarto a escondidas para un momento de diversión.

Sin embargo, una vez que cruzaba la puerta de su casa, y esquivaba con gran habilidad cualquier cuestionamiento por parte de sus padres, Negadolly se ponía su mejor máscara y salía a fingir lo que no era, no fue, y jamás será, aunque siempre pregonaba entre sus amigos “machos” la frase de “Sé tú mismo sin importar lo demás”, Negadolly era realmente quién quería ser?


Las noches de pasión y juerga en el clóset mágico y en su casa habían traído a un visitante muy especial, Lalo, un joven guapo y de mentalidad abierta. Los meses pasaron, y Lalo tenía muy claro lo que quería, divertirse, sin embargo a Negadolly, quién siempre trató de negar lo que era, le comenzaban a suceder otras cosas al estar con Lalo, Negadolly se había enamorado.

Como era lógico, la negación de Negadolly, y su enorme cobardía pudieron más, y perdió a Lalo, aunque para éste Negadolly sólo era un compañero momentáneo. Negadolly sufría cada noche en silencio, entre lágrimas, soñando con el amor de su vida, con ese “chico como él” al que amó y había perdido, Negadolly no quería lo que sus demás amigos “machos” querían, Negadolly sólo quería una soñada historia de amor con otro “chico como él”.

Intentando olvidar su gran amor por Lalo, Negadolly apuntó hacía otro chico, también llamado Victor como él, qué ironía, no?

Pero Negadolly nunca quiso a Victor, quién además, tenía graves problemas de autoestima, Negadolly siempre comparaba en su mente a Victor con Lalo, tanto así, que en medio de una de sus noches de pasión, Negadolly llamó “Lalo” a Victor, pero éste amaba tanto a Negadolly, o sentía que Negadolly era el único que se fijaría en él, que lo perdonó, y así perdonó más de una humillación, hasta llegar a la más grave. Una noche, Negadolly y Lalo se habían encontrado casualmente en el “sub-mundo”, sin dudarlo, decidieron revivir sus noches de pasión sólo una vez más, y terminaron en el cuarto de Negadolly.

Victor fue engañado, adornado,dejado, y al día siguiente de ser dejado tuvo que leer como su amado Negadolly decía despertar feliz al lado de alguien más, y es que si algo caracterizaba a Negadolly era su crueldad y frialdad para lastimar a quienes lo querían.Negadolly publicaba lo feliz que era con Lalo y Victor lloraba ya que no lograba superar su abandono, maldecía día a día en una red social a Negadolly, había llenado el muro de indirectas y lamentos por su mala suerte en el amor.

Lalo volvió a dejar a Negadolly, y como éste era tan maricón, nuevamente no pudo decirle que lo amaba y que quería algo serio a su lado, Negadolly intentó dar una vuelta de página, y algunos meses después, comenzó a salir con otro chico, menor que él, más dulce, más tierno, más entregado, más puro, pero también más desconfiado, perseguido y dudoso de lo que Negadolly sentía ya que conocía su “canino” pasado, su nombre era Alfonso.

Negadolly terminó aburriéndose del joven, y el joven de él, quien además terminó enormemente decepcionado de la poca personalidad de Negadolly, durante los 2 meses más tormentosos de su vida.

Negadolly sentía que si Alfonso le rozaba el brazo en cualquier lugar público, la gente ya creería que son “chicos diferentes”, por lo que rechazaba hasta el más mínimo contacto con él. Negadolly nunca terminaba de aceptarse, y Alfonso se cansaba, se aburría de ver como en sus conversaciones “entre machos” en una red social, éste fingía ser uno más, aunque Alfonso lo conocía y sabía que ese Negadolly no era el verdadero.

Alfonso había empezado a salir con Negadolly admirando su forma de ver la vida, creyendo en todo lo que Negadolly pregonaba y creyendo en su frase de bandera “Sé tú mismo”, pero con el tiempo se dio cuenta que todo era una gran mentira Negadolly era un renegado de la vida, renegaba del padre que le tocó, renegaba de los compañeros que tenía en su universidad, y por supuesto, renegaba hablando de sus ex, Lalo y Victor, a uno nunca lo pudo superar por el hecho de haberlo amado y no decírselo, y al otro no lo superaba por lo resentido y rencoroso que era, ya que Negadolly culpaba a Victor del alejamiento de algunos amigos que conoció en el clóset mágico, Victor no callaba nada, y hasta aumentaba en lo que contaba, maldecía a Negadolly desde el día que lo dejó.

Pero la gota que derramó el vaso entre Negadolly y Alfonso fue el amigo “macho” de éste, quien también resultó tener un clóset mágico, pero que jamás se atrevió a probar, Brent, era su nombre.

Brent, cada vez que podía hacía alguna insinuación sexual hacía Negadolly, y aunque éste le tenía ganas, su miedo a ser “quemado” siempre fue más grande y nunca se animó a tener algo con Brent. La tensión crecía, ambos prácticamente podían oler lo que el otro era, hasta que un día, cuando Brent se enteró que Negadolly salía con Alfonso, éste, en un arranque de celos, trató de chantajearlo delante de los demás amigos “machos”. Negadolly supo esquivar hábilmente todas las acusaciones y quedó bien parado.

Pero Brent continuó con las insinuaciones, y Negadolly, pese a su gran hipocresía y que siempre renegaba diciéndole a Alfonso que no soportaba las escenas de “flaca” de Brent y que era un tal por cual, continuaba con su "amistad" con este, aún con todo y chantaje, e insinuaciones a montón.

Realmente Alfonso necesitaba alguien así a su lado? A Alfonso le costó tomar una decisión, pero previamente había explotado, le había dicho a Negadolly todo lo que pensaba de él y de su forma de ser, Negadolly, con el resentimiento que lo caracterizaba, odió a Alfonso, lo odió porque sabía que todo lo que le dijo era verdad y le dolieron tanto sus palabras que decidió terminar todo, pero no sin antes humillarlo.

Alfonso se hartó y dejó de hablarle por un par de días, hasta que recordó que ese fin de semana, era una importante reunión en el “sub-mundo” tras el clóset mágico y que otro “chico como ellos”, podía aparecer y aprovechar la situación calamitosa de su relación para estar con Negadolly.

Con cuernos? Él me va a dejar a mí?? NO WAY! Pensó Alfonso, y de inmediato trazó un breve plan, ya no quería nada con Negadolly, estaba decepcionado, aburrido y hasta empezaba a odiarlo un poco, pero Alfonso quería darle una lección a su ego y ser él quien lo deje.

Alfonso pidió perdón, sin realmente sentirlo, insistió e insistió con desesperación, incluso, llegó a creérselo, pero Negadolly ya había comenzado a vengarse, y trataba con indiferencia a Alfonso, es así como, ya casi rendido, Alfonso simplemente optó por ofrecerle un “tiempo de respiro”, Negadolly aceptó y prometió buscarlo en unos días.

Pero Alfonso conocía muy bien a Negadolly, éste ya odiaba demasiado a Alfonso por herir su ego, y no lo buscaría, al contrario, haría que Alfonso desespere esperando la respuesta, hasta que cuando ya casi esté al borde del colapso, Alfonso le pregunte sobre su decisión, y en ese momento, sería la máxima venganza de Negadolly, el momento justo para humillarlo y mandarlo a volar.

Y como ya habíamos mencionado, Alfonso conocía bien a Negadolly, sabía que su venganza sería esa, y nunca más lo volvió a buscar. Alfonso se sentía liberado y había ganado una valiosa experiencia, el conocer mucho mejor a las personas antes de salir con ellas, y el no creer en todo lo que pregonen, ya que no todo lo que brilla es oro.

En la actualidad, Negadolly sigue dolido porque Alfonso nunca lo volvió a buscar, y su plan nunca se pudo completar, además de tiempo en tiempo, y como para guardar la costumbre ante sus amigos “machos”, dice tener algún “Crush” con alguna chiquilla que encuentra por su facultad, llega a decirlo tanto, que hasta por unos segundos él mismo se lo cree, pero al llegar a su cama y ver su clóset mágico, piensa y llora imaginando a ese amor soñado que quisiera encontrar y que por cobardía jamás se animará a tener y así pasó el tiempo, y Negadolly nunca pudo poner en practica la frase que pregonaba y continuó siendo quien no es, quien nunca fue, y quien nunca será.

martes, 4 de septiembre de 2012

El Amor En Los Tiempos Del Twitter


Un día andas aburrido, prendes la compu y se te ocurre crear una cuenta en esa página de la que tanto hablan en TV, radio y algunos amigos, esa página que algunos programas andan promocionando con un “Síguenos en…” sí, me refiero a Twitter.

Es divertido decían, te mantendrás conectado al mundo decían,  podrás acosar famosos decían, pero lo que no decían era que Twitter es Cabraland y también Dramaland, así es, Twitter tiene una alta dosis de cabritas y dramas dignos de una telenovela.

Inocentemente abriste una cuenta en Twitter  pensando que sólo seguirías famosos o cuentas de noticias, pero un día, una cabra gato negro te da follow (tal vez por lo bonito que sales en tu avatar) tu educadamente le darás followback y fuiste, acabas de entrar a Tuitcabraland, cual Alicia siguiendo al conejo blanco y cayendo en Wonderland.

Los meses pasarán y más y más cabritas te seguirán, cuando menos te des cuenta, ya conoces a media comunidad gay twittera, pero no estás totalmente metido en Tuitcabraland hasta que haces “click” con alguno de tus followers, el cual antes de conversar contigo se pondrá sus alitas y aureola para estar en #ModeSantoVirginalON, tendrán conversas de horas y horas en sus timelines, que luego pasarán a ser DMs, hasta que alguno, el cabrito con más experiencia,  te pedirá tu número para agregarte a WhatsApp o te dirá que quiere tu PIN (me refiero al BBPIN, sucias, aunque sabemos que también quiere tu otro PIN).


Saldrán, se conocerán en vivo, pasearán por Miraflores, comerán su yogurt frozen en Pinkberry, y si están de suerte y todavía no se les pasó la fecha, ese mismo mes irán juntitos a Matadero, empezarán una relación, se twittearán de día y de noche cuánto se aman y sus demás amigas cabritas twitteras los felicitarán con tweets llenos de caritas felices y co co co corazones al viento. 


Aunque cuando llegue el sábado y estén con unas copas de más rajarán de ti y tu nuevo flaco, y ambos serán destruidos como el tsunami en Japón que hace que las olas del raje revuelquen mi maldito corazón.


Un día, tú, él más puro, nuevito y virginal twittero, el que recién entró a Tuitcabroland descubrirás que a tu follower (que ahora es tu boyfriend) se lo clavaron más veces que una sombrilla en Asia. Ahora demos pase a Ipsos Cabritas para conocer la última encuesta de tu flamante nuevo novio y futuro ex:

25% es la cantidad de seguidores con los que ha tirado.
15% es la cantidad de seguidores a los que tiene calienta y calienta, pero nada de nada, es su reserva pues.
10% es la cantidad de seguidores con los que chapó en alguna disco, aunque al día siguiente tal vez no lo recuerde.
50% es el porcentaje de seguidores con los que no puede chapar o tirar, porque es pan con pan.



Te lo decían, te lo contaban, pero no lo creías, finalmente lo comprobaste, esas protuberancias que tienes en la frente y son más grandes que las bubbies de Sabrina Sabrok no eran granos, eran cuernos, LOS cuernos, pero espera, que aún no acaba esto.


Lo mejor vendrá cuando entre todos sus amigos cabritos te destruyan la próxima vez que se reúnan, tal vez en el siguiente Matadero o en la casa de alguna cabra twittera famosa, posteriormente le mandarán apoyo vía Twitter cada vez que te mande una indirecta o se queje de sufrimiento, dolor y desangro pensando en tu amor, aunque realmente sea culpa de él la ruptura. Digamos que esos cuernos no se pusieron solitos en tu frente, aunque tu ahora ex, diga que es parte del desarrollo y son granos tamaño Everest.


Tu sufrirás, y sufrirás, siendo señalado como la nueva cabra maldita que le rompió el corazón a tu "pobre" ex, y después de días de sufrimiento llegarás a la pregunta del millón, para qué chucha abrí una cuenta aquí? Quisiera ayudarte a responder esa pregunta, pero adivina que, soy twittero, lloremos juntos!

Intentarás cerrar tu cuenta y no podrás, luego optarás por exiliarte,  pero los DMs, mensajes y llamadas de “vuelve, vuelveeeeee, que sin ti la vida se me vaaaa” *léase lo anterior con voz suavecita* no pararán y finalmente regresarás, otro de tus seguidores te gileará, creerás que es el amor de tu vida, lo ventilarás y te volverá a pasar todo lo anteriormente escrito, una y otra, y otra vez (carajo, qué masoquista eres!).

Qué dices, no te gustó mi post? Esperabas algo que alivie tu roto y dolido corazón? Qué acaso me ves cara de ser la Dra.Carmen del Trome?  De todas formas, si encuentro un centro de desintoxicación twittero te aviso, y nos metemos juntos.


domingo, 10 de junio de 2012

Tipos de Twittero

Durante mi recorrido como Dora la exploradora en Twitter pude analizar algunas de las personalidades de los personajes que rondan Cabroland.

Sé que hay muchos tipos de twitteros, pero hay 5 tipos que llamaron más mi atención y parecen ser personalidades muy repetitivas en Twitter.

El seguidor desesperado:
Luego de rebotar en la vida real y en cuánta página gay existe, porque está más chancado que Cachay, un día de casualidad llegó a Twitter, se topó con unas cabritas hipsters bien bonitas y ahora anda dándoles follow a diestra y siniestra, el problema es que ya sigue a 1.200 y sólo 60 le han devuelto el follow, eso sin contar que algunas cabritas le dieron un súper combo asesino twittero (unfollow + block + reporte por spam) al sentir el olor a “en celo” que tenía.




Tip: Ideal si te han dejado y necesitas alimentar tu ego comiéndote cualquier cosa. 


El Buitre Mosca Muerta: 

Aparentemente es más inocente que Bambi, pero en el fondo está más en celo y arrecho que Shakira jugando con el piquetón. El buitre mosca muerta se parece a “El Seguidor desesperado” con la diferencia de que esta cabrita sí es bonita y aprovechará su inocente apariencia para gilearte dándote RTs, hacerte mentions y luego pasar a los DMs que irán subiendo sutilmente de tono. No parará hasta enseñarte y/o encajarte su “twitter” (pajarito) en vivo.





Tip: No recomendable para cabritas que se ilusionan fácilmente con 140 caracteres llenos de palabras bonitas y sobonería, cambia de presa como de boxer.

El Negador:

Normalmente atractivo, el macho de latinoamérica, él no es gay, lo que pasa es que los demás son muy heteros. En sus mentions se burlará de tus mariconadas y lo loca que eres, pero por DM se soltará las trenzas, será Fulvio Carmelo, intentará jugar con tus “bubbies” y querrá hacerte “Tiki tiki ti” en vivo (a lo Brad Pizza y Oscar Gayoso en la piscina), además querrá mostrarte sus miserias por webcam o tal vez, si es más osado, una noche en la que ande en estado “Pikachu” te mandará una foto de su manicito frente al espejo, pero ojo, aunque te la querrá encajar, él no es gay (Nótese el sarcasmo).

 
Tip: Ideal para pasivas masoquistas en celo. 

El Hipster Depresivo:

Con sus lentes enormes (normalmente más grandes que su diminuta cabeza), con la foto de su avatar tomada por su iPhone o iPod y retocada con Instagram. El hipster depresivo andará twitteando sus penas luego de hacer check-in desde el parque Kennedy, Starbucks o tal vez las ahogue tragando frozen yogurt de colores en Pinkberry. El hipster depresivo es la Digievolución fashion de los emo, además disfrutará twittear sus penas y dramas en cuantos idiomas sepa hablar. 



Tip: Ideal para estudiantes de psicología que necesiten hacer prácticas o twitteros con complejo de psicólogo. 



El Twittero con Síndrome Brad Pizza: 


Un forever alone, se cree gurú aunque en realidad no tiene idea ni de cómo solucionar sus propios problemas con las cabritas que gilea en twitter o se levanta cada fin de semana en el Downtown . Sus seguidores han aumentado desde que empezó a twittear el libro motivacional de Brad Pizza y escribir cuánta cursilería encuentre en los libros que venden en el micro a china con un paquete de hilos.




ADVERTENCIA:

No es recomendable seguirlo si tienes poca tolerancia, algunas frases exageradamente positivas como la siguiente, pueden generarte ganas de reventarle tu Blackberry o iPhone en la cabeza:

No importa si te amputaron las 2 piernas, los 2 brazos y estés tuerto de un ojo, lo que importa es que estás vivo

domingo, 3 de junio de 2012

La Vida Es Mejor Twitteando

Cuando me registré en twitter impulsado por un deseo de chuparle las medias a mis artistas favoritos y sobonearlos con 327475 mensajes como:
Eres el mejor, me encanta como actúas”.

Nunca imaginé el mundo twittero gay que podía existir, sentí como si fuera Alicia cayendo en Wonderland, solo que yo en vez de seguir a un conejo blanco stalkeaba seguía a un cabro, que por cierto, era uno de los pocos amigos gays que tenía en ese momento,y que además, tenía Twitter. No entendía como mi amigo conocía a tantos otros, incluso pensaba que tal vez era un putazo y se había levantado a medio Vale Todo en 1 sólo fin de semana, pero no, una tarde de Noviembre me contó el secreto, todos los cabritos que conocía eran de Twitter, incluso en ese momento, empezaba una relación con otro cabrito al cual conoció en Twitter, cabrito que por cierto tiene la cabeza en tamaño familiar, similar a la de Megamente (No tenía nada que ver lo de la cabeza, pero lo quería decir).



Desde ese momento tuve ganas de conocer ese mundo Twittero gay, pero antes debía cambiar, así que después de algunas semanas y luego de hacer rehabilitación en "Chupa Medias Anónimos", dejé de sobonear a mis artistas favoritos, incluso le di unfollow a varios para así evitar la tentación de volver a escribirles, no recuerdo exactamente que decía, pero las cabritas venían a mi cual ratón siguiendo al flautista de Hamelín, luego ya se me hacía más fácil saber quiénes eran “bebitas” y quienes no, aunque para qué mentir, en Twitter, el 90% son gays, un 5% son curiosos y PARECE (solo parece) que hay un 5% heterosexual. Dejando de lado las estadísticas, follow que viene, followback que va, el mundo twittero gay tenía frases que no conocía, lugares y establecimientos que al parecer son los favoritos de varios (Pinkberry por ejemplo), el mundo twittero gay tenía sus propios códigos y puntos de gileo  encuentros para conversar.

Además, en Cabraland, una vez que empiezas a entrar al círculo, te puedes ganar con divertidísimas broncas vía twitter, desde el amor de una noche reclamándole a su tirador, hasta novios celosos que hacen que sus maridos den unfollow, cierren sus cuentas o se pongan pelear con cualquiera que les haga reply.

Seguiré, cual Dora la exploradora, explorando este mundo, ya que al menos para mí, la vida es mejor (y más divertida) twitteando.

Cierro con una frase:

Dejad que las cabras vengan a mí.

martes, 22 de mayo de 2012

El Síndrome Amixer

Hace unos días un amigo posteó en FB una lista de las cosas que odia en una persona, la lista (que horas después borró) decía más o menos así:

Odio que decoren sus fotos con brillitos y letras de colores.

Odio que hagan la señal de amor y paz con sus manos.

Odio que se tomen fotos frente al espejo de los baños.

Odio que firmen sus fotos con palabras como “tU cH1kIt4 x100pre” o “L4 k3llY iA tUhh Zh4BeeSS”.

En ese momento le dije: espera! Estás describiendo a un amixer.




Al parecer mi amigo no tenía idea de como se le denominaba a estos seres de estrafalarios gustos y lenguaje casi inentendible.

A raíz de ese comentario me quedó la duda, mi amigo, está discriminando a los amixers? Y qué acaso discriminar a la gente con discapacidades no está mal??

Hoy me preguntaba a mí mismo, por qué una persona asesinaría sus ojos y neuronas al eZZkR1vIr1ah AzzhI y la única explicación que encontré es que posiblemente estas personas sufrieron algún tipo de caída que les removió toda la azotea y los dejó medio cojudos.

A partir de ese momento sus familias y ellos han estado buscando la cura para ese grave mal, producto de un fuerte golpe, pero hasta ahora no tuvieron suerte. Incluso pensé en que otras consecuencias podría tener este síndrome, una de ellas, aparentemente, es la hipnosis con los espejos, cuando están frente un espejo se ven extrañamente hipnotizados y casi seducidos a sacar su celular, hacer el símbolo de amor y paz y tomarse una foto haciendo puchero, foto que luego decorarán con brillitos en PhotoScape o alguna página recargada de publicidad escarchada pidiendo que bajes sus emoticones.

Tal vez estás personas no sean simplemente cojudas porque les da la gana (o al menos eso quiero creer), todo sería consecuencia de un mal golpe que desencadenaría el síndrome amixer en ellos y lo que los convierte en discapacitados, por lo que desde este momento pido respeto e igualdad de trato para ellos, pero quiero pedirle a todos los padres de chicos y chicas con síndrome amixer que hasta no encontrar la cura para su mal, los alejen de sus computadoras, eso antes de que yo me convierta en el remake viviente de Samara en "El Aro" y aprenda a atravesar monitores para sacarles el síndrome amixer a cocachos.

sábado, 19 de mayo de 2012

Rumores

Cómodamente sentado en mi habitual carpeta, me encontraba conversando con Dayan, una chica bastante amable y divertida, la conozco hace ya algún tiempo, me cae genial, pero en medio de la conversación noté en su rostro una expresión de fastidio mirando hacia la puerta del salón, una expresión que me recordó la cara de Soraya Montenegro en Maria La Del Barrio al ver como Alicia besaba a Nandito, incluso pensé que gritaría algo como "Que haces entrando a mi salón, maldita lisiada!" en fin, quien estaba entrando era Karla, una de las amigas de Claudia, la rubia calentura de JC que ya llevaba 2 meses desaparecida.

Al notar la reacción de fastidio de Dayan al ver a Karla no pude amarrar al chismoso que llevo dentro de mí y le pregunté en voz alta “SE CONOCEN”!? *inserte cara de sorpresa aquí*.

Lo que nunca imaginé es que una pregunta tan inocente y chismosa armaría todo un culebrón que duraría semanas (y continúa en la actualidad).

Mi pregunta y cara de sorpresa fue vista por otro compañero: Pedro, quien tras un sesudo análisis de 10 segundos llegó a la conclusión de que estaba perdidamente enamorado de Karla, en los siguientes días el rumor creció más y más, hasta llegar a ser tan grande como la barriga de Tongo luego de la cena navideña. Pedro le contó a Diana, Diana le contó a Brunella, Brunella le contó a Alicia, Moises y Lucio preguntaron que pasaba y Pedro les contó también a ellos. En 1 semana, el rumor voló a la velocidad que una gorda devora una hamburguesa.




Me divierte ver como cerca de 10 personas se han convencido de que estoy enamorado de Karla sin que yo hiciera nada más que preguntarle a Dayan si la conocía, recuerdo decir cuando todo esto empezó: "Si me gustara Karla, intentaría acercarme, pero no me gusta". Por alguna razón no me creyeron o no quisieron hacerlo o tal vez si lo hicieron, quien sabe, pero hay que admitirlo, las novelas adolescentes son tan divertidas que tal vez solo quieran juguetear un rato y creer que el rumor que inició Pedro, era real. Y si hay algo que aprendí hace tiempo, es que las cosas se aclaran 1 sola vez, si la otra persona no te cree, deja de ser tu problema, y pasa a ser SU problema. Ya hace mucho no me molesto en aclarar los rumores que inventan sobre mí, al menos no lo hago más de 1 vez, y si aun así no lo creen, me río de ellos y si se puede, juego con el rumor que inventaron.

Disfruto demasiado al ver como día a día, me preguntan emocionados si hay algún avance con ella, me preguntan por qué no la espero a la salida para que tome su carro y un montón de cosas más. La emoción con la que me preguntan y el brillo en sus ojos me recuerda a los de una señora cincuentona emocionada porque ya empieza su telellorona de las 8pm.

No quiero decepcionar a mis fans, digo, compañeros y amigos, esta semana les pedí que para tener todo más organizado, me hagan un club de fans, a cambio les prometí hacerles un carnet autografiado en hoja bond.

Incluso pensé en contarle la situación a Karla (si es que no lo sabe todavía) y proponerle un negocio, ella y yo podríamos ser los nuevos Peluchín y Sofía Franco, podríamos juguetear con la expectativa de si estamos juntos o no, aunque ella y yo sabemos que todo es puro marketing, pero elevaríamos los niveles de fanatismo en el salón , incluso podríamos extender el rumor a otros salones y aprovechar nuestros minutos de figuretismo para lanzar tazas, mouse pads y llaveros destapa chela con nuestra imagen. Podríamos hacer rifas a lo “Fe y Alegría” y regalar camisetas autografiadas con nuestra foto, total el club de fans ya está en marcha, todo eso hasta que un día Karla anuncie que está embarazada de otro pata y me ofrezca ser el padrino de la criatura, fin de la relación y del fanatismo, pero que importa, hicimos plata y figureteamos rico un buen rato.


Si no puedes con ellos, úneteles.

La rubia tarada y bronceada

En todos los salones, sean de colegios, institutos o universidades, se tejen historias de amor a primera vista (en realidad son calenturas, pero amor suena más bonito). Como sea, mi amigo JC no podía dejar de mirar a Claudia, la chica más bronceada y rubia de la clase, siempre fashion y con su séquito de amigas, era algo así como la Mía Colucci del salón (si no entendiste la comparación, hagamos de cuenta que sí y no me interrumpas).

Una tarde, para la envidia de JC, me tocó hacer un trabajo con Claudia y una de sus amigas, en ese momento ella pasó a ser la rubia tarada y bronceada. Ella no paraba de reírse cada vez que alguien se equivocaba al responder una pregunta de la profesora, lo más irónico es que era una calabaza, estaba equivocada en todas las respuestas de nuestro trabajo, aunque Claudia y su amiga estaban convencidas de que ella era más inteligente que Einstein y Jimmy Neutron juntos.

JC, todos los días intentaba hablarle, pero como Claudia era el estereotipo viviente de la calabacita guapa, popular y rubia, no podía dejarse conquistar tan fácilmente, así que un día le hablaba y al otro día hacía de cuenta que JC no existía.

Claudia terminó el ciclo y dejó de ir a clases, aparentemente se cambió de horario, no sé si olió la arrechura desesperada de JC y prefirió alejarse de un posible acosador o simplemente le convenía el cambio.

JC pasó semanas intentando contactar a Claudia incluso con ayuda mía (me encanta ser alcahuete), hablé con su ex profesora para obtener info, pero nada daba resultado. Parecía que la tierra se había tragado a la rubia calentura de JC con todo y sus 2 amigas.

*El título hace referencia a una canción, que no tiene nada que ver, pero me gusta el título: "La rubia tarada, bronceada y aburrida".