martes, 2 de mayo de 2017

Issues

La comunidad gay limeña se divide en dos para mi, un 50% que tiene issues y no logran superar a su ex y el otro 50% que no gusta de mi.

En cada intento fallido de esta historia ridícula de amor me he topado solo con esos dos tipos de chico. Que alguien no guste de ti puede pasar y no es el fin del mundo, pero los que tienen el issue de "no supero a mi ex" son caso aparte, pueden matarse de una vez o irse en un cohete a marte?

Ese 50% que vive en su pasado es por naturaleza negador, en un acto de egoísmo le dicen a la otra persona que ya fue y no se acuerdan de su ex, aunque aún lloran todas las noches viendo su foto o el peluche de Rosatel que les regaló. Luego de emocionar y gilearse a medio Lima en uno y otro intento fallido de olvidar a su anterior "machacante" le terminan diciendo a su actual "saliente" la frase fulminante "aún lo extraño".

-Espera, KHÉ? Si tu me dijiste que ya fue, que estaba muerto y enterrado, que sus regalos se los había llevado el basurero y sus fotos las usaste de papel higienico!

-Sí, pero me di cuenta que lo extraño, ayer nos revolcamos de nuevo y lo amo aunque él ya esté con otro.

Más o menos así es una de las tantas conversaciones que he tenido al "finalizar" con un ex-dependiente. Repitan esta historia unas 10, o quizás 20 veces más, casi sin exagerar. Estoy HARTO de esos chicos, no pueden pagarse un fucking terapeuta en lugar de c*gar al resto? Cada vez que alguien me cuenta que tiene problemas con su ex mi imagen mental sostiene un bate de béisbol esperando para golpearlos.

miércoles, 26 de abril de 2017

Fallida

Ahí estaba yo, frente al espejo, intentando peinarme y quedar presentable para la "cita" que tendría en una hora. Salí casi trotando, muy apurado y preocupado por no llegar tarde, mientras iba en camino él me llamaba para saber por donde estaba, ambos llegaríamos un poco después de la hora pactada.

A este punto debo confesarles que la mayoría de citas que he tenido en mi vida nunca pasaron de una o con suerte dos salidas y no había razón para pensar que esta vez sería diferente.

Al llegar él me abrazó fuerte, como quizás solo mi familia lo hace y sonrió preguntándome "cómo estás?". Después de ordenar unos helados y conversar un poco llegó el primer dardo de la noche.

"Eres diferente a como yo pensaba" dijo sin titubear y lo que traducido a la realidad sería "No me gustas". Un solo dardo no bastaba y es así como siguió, "eres muy alto, más alto que yo", traducción al español "no me gusta que sean más altos que yo", pero él quería cerrar con broche de oro y hacer una trilogía de dardos directo al autoestima de una persona así que ahí iba el último y certero disparo. Mirando al vacío dijo muy calmado "tu voz suena diferente en el teléfono", nuevamente traduciendo lo que en verdad quiso decir era "en vivo suenas demasiado marica".

Todo eso lo decía mientras comía un helado de yogurt que él invitó sin preguntarme y que no supe rechazar a pesar de que nunca me agradó del todo el helado de yogurt (por qué congelarían tanto una bebida para hacerla pasar como helado?) y sintiendo frío, abrigado bajo una camisa de franela con capucha. Mientras escribo esto estornudo gracias a dicho helado de anoche que debí rechazar, pero en un intento absurdo de agradarle lo acepté.

Pese a todas las cosas que había dicho aún me sentía bien a su lado. Me sentía muy bien cuando me miraba a los ojos, cuando me daba algún golpecito en el brazo o pecho y jugaba con mis dedos, eso era hasta que volvió con el rifle recargado para darme el disparo final. "Se nota que eres muy honesto, sincero, una buena persona, lo transmites", en ese momento quería golpear mi cabeza contra la pared y gritar POR QUÉ A MI?. Creo que ya hay un post en este humilde blog en donde cuento lo mucho que ODIO que me digan eso, si tan bueno soy, huevón, entonces por qué no quieres nada conmigo? Creo que el 90% de chicos con los que fallidamente intenté algo me dijeron esa tontería y siempre pensé, realmente sirve de algo ser así? Soy tan bueno y honesto que no saben valorarlo, gracias por ser uno más del club "eres bueno, pero ahorita no, joven".

Durante la noche siguió acercándose, apoyando su pierna en la mía o tímidamente tocando alguno de mis dedos o manos. Yo no entendía nada, por qué su lenguaje corporal difería tanto de sus palabras? así que tuve que ser directo y preguntarle al momento de despedirnos, "nos volveremos a ver?" que en español sería algo tipo "habrán más citas?". Él respondió empezando su discurso con "mira", mala señal, nada bueno comienza con un "mira", menos si es una pregunta de sí o no, yo no quería explicaciones, me bastaba con un que evidentemente él no podía ofrecerme.

"Mira, antes era diferente, ahora pienso en mi, soy más egoísta, si no estoy cansado, con sueño y estoy libre sí, normal", en conclusión, su respuesta fue "sabes que no, y de ahora en adelante usaré de excusa que tengo sueño y mucho trabajo para no salir más contigo".

En el momento que dijo eso mi cara se iba transformando de alegría a pena, mientras él hablaba y se justificaba yo solo veía al piso con expresión triste, recordando a un par de idiotas con los que antes salí. El primero, un depresivo (sí, más que yo) que me dijo palabras similares al termino de nuestra cita y al cual nunca más volví a ver hasta hoy. El segundo, y con fecha más reciente (el año pasado), quien siempre me decía como excusa para no vernos "estoy  muy cansado, tengo sueño", pero a las horas hacía check in en algún cine o restaurante y al mes que lo mandé a la mierda ya había empezado una relación con alguien que evidentemente sí le gustaba.

Nada bueno podía salir de un "si no estoy cansado", NADA. Aún así y estúpidamente quería aferrarme a alguna otra de sus palabras como "si pasa algo, genial, pero no lo quiero forzar", es así como lo acompañé a que espere pase su bus, solo para seguir un rato más con él y convencerme de que quizás en esta ocasión podía haber otro final para mi. Al irme lo abracé al igual que él lo hizo al llegar y me pidió que le avise cuando llegue a mi casa, él llegó primero a la suya, yo le respondí y avisé que también ya estaba en casa y no he vuelto a saber de él.

Supongo no quería tener cargo de conciencia y necesitaba saber si llegué a casa o si me había lanzado a la vía del metropolitano en el camino, por eso no supe más de él, otra cita fallida.

lunes, 24 de octubre de 2016

Castillo de arena

Siempre llega el momento en que tenemos un punto de quiebre importante es nuestras vidas y es ahí, en donde tienes las situaciones más duras, que te das cuenta de quienes están contigo para apoyarte, escucharte o intentar comprenderte al menos.

Cuesta reconocer que en medio de una transición importante todo lo que tenías a tu alrededor era un castillo de arena. Que no importa cuántas noches te desvelaste consolando a alguien, que no cuenta si fuiste a un lugar lejano a las 7am un día de semana solo por ayudar a quién quieres, que no interesa si un día te tocó la puerta a las 11pm para desahogarse.

Nada importa, todo quedó en el pasado y jode. Duele ver como no se hace el más mínimo esfuerzo para ponerse en el lugar de la otra persona, gente que tiene tanta empatia como una roca.

El castillo de arena se derrumbó y bajo sus escombros quedaron varias personas que, al igual que el castillo, se desmoronaron con facilidad en el momento más importante. Atrás quedaron todas las promesas hechas en el camino.

sábado, 27 de agosto de 2016

Cuando nadie te ve

Tefi es alegre, o eso aparenta, siempre está con una sonrisa y hace comentarios frívolos que sacan más de una carcajada a sus amigos. Aparentemente lo tiene todo, todo menos el amor. Tefi se desespera y se llena de envidia viendo a sus demás amigos estar emparejados. Ella hace de todo por encontrar al chico de sus sueños, hasta "regalarse", pero sin mayor éxito ya que siempre la rechazan.

Lo intentó con un amigo de años quien le dice que no la puede ver de otra forma, a un chico que casi no conoce y la rechaza de inmediato por estar interesado en alguien más, e incluso lo intenta con alguien que no sería lo que siempre quiso en un hombre, tanto intento fallido solo la termina lastimando más, es tan poca cosa que nadie la acepta? ¿Por qué nadie la ve?.

 La gente cree que es frívola y hueca, pero ella es mucho más que eso, dentro de si misma tiene mejores cosas que nadie aún ha descubierto. Tefi se siente invisible y sin vida, sin ánimos para sonreír, está al límite de colapsar.

Los dos vídeos de este post resumen bien esta penosa historia que se parece demasiado a mi.



miércoles, 13 de abril de 2016

Siento

"Llegará el momento en que necesites compartir tu vida con alguien". Puede ser muy obvia la frase o quizás no para algunos, pero ese momento había llegado. Esa frase que me dijo un amigo hace poco hizo eco en mi cabeza y resuena hasta ahora.

Llega el tiempo en que al final del día te gustaría compartirlo y comentarlo con alguien, quizás a media tarde escaparte para verlo unos cuantos minutos, como una pequeña dosis de medicina a esa enfermedad llamada amor. Querer pasar un fin de semana a su lado sin mayor pretensión que estar juntos, así sea sentados en un parque o abrazados y durmiendo hasta el amanecer.


lunes, 25 de enero de 2016

Vómito Arco Iris

Parecía ser otro rutinario día que llegaba a su fin para Orlando hasta que leyó la palabra "Friday" en alguna publicidad alienada limeña y recordó que efectivamente era Viernes. Orlando olvidó que no había visto la película que tanto esperaba estrenen hace dos semanas y además tampoco había hecho plan alguno para salir durante estos días así que tenía una nueva misión, ir al cine.

De inmediato pensó en con quién podría salir y decidió hablarle a uno de sus amigos por Whatsapp.

-Hey, Raúl vamos al cine mañana a ver Star Wars *inserte emoji de Monito aquí*.
-Ya la vi con mi flaco :(
-AOCS, BAI.

Luego del primer intento fallido Orlando pensó en ir más allá de una simple ida al cine y por qué no? Tener una cita con el crush de toda su vida y que últimamente le hablaba bastante.

-Jelou, como andas?
-Bien, aquí con mi flaco, y tú?





martes, 1 de diciembre de 2015

Black Sunday

Podía ser un domingo más, de esos en los que te quedas todo el día mirando al techo y perdiendo el conocimiento en tu cama de rato en rato, pero no, tenía que tener una estúpida idea: salir solo y de compras.

Nunca me había hecho problemas de salir solo, me relaja algo de tiempo solo para mi, es más, debo decir que si se trata de comprarme algo, es mejor que esté sin compañía ya que puedo pasar horas y horas caminando con el afán de buscar mi capricho del día. Además de tanto ver noticias sobre el "Black Friday" se me había antojado un momento de frivolidad y compras domingueras.

Me cambié casi como un rayo y salí primero con rumbo a Miraflores. Al llegar, oh! salió el sol (primera mala señal de todo lo que venía) y yo en camisa manga larga y polo con el cuello tan cerrado que por ratos me ahorcaba, pero según yo, me queda muy bien.